Tres años de aprendizajes que redundan en experiencia y nuevos retos

Mensaje de la Presidenta de Alastria con motivo del tercer aniversario de la asociación.

Estimados socios:

El pasado 17 fue un día muy especial porque cumplimos tres años desde aquel 17 de octubre de 2017 en el que lanzamos Alastria simultáneamente en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Málaga. Aquella presentación era ya una forma de escenificar que el proyecto era descentralizado, colaborativo, una nueva forma de construir. Estamos liderando una iniciativa de la que no existe referente, una verdadera experiencia con muchas más luces que sombras, con la colaboración y entusiasmo de todos. Y permitidme que haga un símil con los niños. A los tres años los niños comienzan la escuela porque ya tienen un grado de madurez que les permite asumir su nueva autonomía, desenvolverse en el entorno social y asumir nuevos retos. A los tres años les abrimos la puerta, y les animamos a ‘comerse el mundo’, confiando en que las bases que hemos sentado en el seno familiar les permitirán andar ese camino, con sus errores, caídas y también sus aciertos y alegrías.

Ese sentimiento de iniciar una nueva etapa, con las lecciones aprendidas de tres años a la espalda, es la emoción que compartimos los socios fundadores y todos aquellos que confiaron en este proyecto. Una apuesta por el futuro de cerca de 80 empresas y profesionales que sumaron sus voluntades en una iniciativa revolucionaria y disruptiva, como la propia tecnología que promovíamos: la creación de un ecosistema y una red donde experimentar, explorar y hacer realidad el despliegue de aplicaciones que habilitaran servicios y transacciones reales, seguras y con validez legal. Ese propósito de entonces sigue hoy entusiasmándonos y es la piedra angular sobre la que congregamos a más y más empresas, siendo hoy cerca de 600 socios los que formamos Alastria.

También llegamos a este tercer aniversario en un periodo económico y socialmente complejo y difícil que requerirá de todos, dosis extras de creatividad, innovación, resiliencia y solidaridad para hacer frente a los desafíos de esta nueva normalidad que estamos aprendiendo a gestionar. Todo ello, unido al conseguido grado de madurez, nos empuja a una nueva etapa de crecimiento y evolución organizativa, y por tanto a buscar fuentes de ingresos adicionales además de las aportaciones de los socios. En esa línea iremos proponiendo posibles iniciativas que nos ayuden a afianzar el modelo de sostenibilidad de Alastria en estos momentos de cambio.

Uno de los aprendizajes de esta etapa ha sido la confirmación de que las tecnologías descentralizadas, y especialmente blockchain, pueden ser las habilitadoras y aceleradoras de la tan necesitada transformación digital (como hemos podido observar durante la pandemia), en la que la confianza, la fiabilidad y la transparencia son cruciales para la gestión sanitaria, la continuidad de los negocios, la vuelta al trabajo y a las aulas; en definitiva, para la recuperación de la actividad en todos los ámbitos de la sociedad.

La tecnología puede ayudarnos a generar esa confianza, y blockchain especialmente por sus cualidades es una de las más adecuadas para potenciar soluciones digitales y hacer tracción a los grandes proyectos-país, más aún en convergencia con otras tecnologías como la AI, Big Data o la Ciberseguridad que permitan multiplicar el impacto de la digitalización, no sólo a nivel económico sino también para la ciudadanía. Por ello, durante estos últimos 6 meses y a pesar de las dificultades de la crisis por la COVID19, en Alastria hemos seguido nuestra ruta, sin pausa, para convocar a todos los actores en torno al uso de las tecnologías descentralizadas en las iniciativas que favorecen el bien común, así como acompañando a nuestros socios en sus proyectos particulares.

Cuando fundamos Alastria nos propusimos grandes objetivos, algunos muy ambiciosos. Algunos los hemos conseguido, en otros aún tenemos mucho camino todavía que recorrer. Pero creo que puedo afirmar sin lugar a dudas que arribamos al tercer aniversario con los deberes hechos.

Con la permanente actividad de Alastria y de sus socios, estamos avanzando en la comprensión del potencial de blockchain para el impulso de la economía digital. Y aunque todavía España no cuenta una estrategia oficial de blockchain dentro la agenda España Digital 2025 publicada recientemente, las tecnologías descentralizadas ganan cada vez más terreno en las grandes líneas de trabajo en el ámbito internacional. Ya lo mencionó Peteris Zilgalvis, head of Digital Innovation and Blockchain de DGCONNET/Comisión Europea en sus palabras de apertura en nuestra Asamblea General Ordinaria el pasado junio al afirmar que blockchain es una tecnología fundamental y de gran valor en la ejecución del European Green Deal y, en nuestra opinión, también básica para el éxito de las metas propuestas en el documento de España Digital 2025.

La Comisión Europea está trabajando en una estrategia tecnológica que incluirá un capítulo dedicado a blockchain, de allí que estamos observando una aceleración en muchas actividades a nivel europeo en este sentido y en las que Alastria ha venido participando desde sus inicios, tanto a nivel de estandarización como en lo relacionado con los marcos regulatorios, la gobernanza y los aspectos tecnológicos.

En tan solo tres años, Alastria está ocupando un rol relevante en las iniciativas del European Blockchain Partnership (EBP), especialmente en la European Blockchain Services Infrastructure (EBSI), donde colaboramos de forma muy cercana con la Secretaría General de Administración Digital, perteneciente a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial de España, en la construcción de la red de blockchain europea. También en Europa tenemos un alto reconocimiento dentro del European Self-Sovereign Identity Framework (ESSIF), donde nuestro modelo de identidad digital, Alastria ID, así como la implementación de referencia, están inspirando la identidad digital autogestionada europea; y en ETSI, el organismo de normalización europeo, ocupamos la vicepresidencia del E4P liderando la redacción del documento europeo para el rastreo de contactos (para Covid19), sin olvidar el trabajo que llevamos adelante en otros organismos de estandarización como UNE, CEN/CENELEC, ISO o UTI. Además, tenemos una participación muy activa en las consultas europeas sobre servicios digitales, privacidad y gobernanza de redes, lo que es una muestra de la capacidad de influencia en los foros internacionales.

Ese futuro que empezamos a dibujar en 2017 hoy ya está cogiendo forma. Desde Alastria estamos interviniendo decisivamente en la delimitación de conceptos y en la resolución de cuestiones clave para orientar el desarrollo tecnológico e industrial de los próximos años, en áreas como la gobernanza y arquitectura de blockchain, la definición y evolución de las redes públicas permisionadas, la configuración de los contratos inteligentes con alcance normativo, la interoperabilidad de las redes, o la estructuración de los sistemas de identidad digital soberana, entre otros. Este trabajo que estamos llevando adelante en la asociación, con una aproximación de fomentar la coopetición -colaborar para sentar unas bases estructurales y una sinergia sobre las cuáles competir todos con un mayor mercado y alcance-  es una ganancia anticipada para los miembros de nuestro ecosistema y también para todo el país, y nos permite encontrar soluciones a retos a los que antes no podíamos dar solución.

Alastria es hoy en día referencia mundial como consorcio público-permisionado y multisectorial, gracias al trabajo y compromiso de todos. La convergencia del sector privado, la academia y la administración pública en Alastria es una de las mayores fortalezas de nuestra asociación; hemos sido capaces de atraer a un mismo terreno de juego a todos los agentes claves para la promoción de la economía digital.

Os agradezco la confianza que habéis depositado en Alastria. Como apuntan algunos analistas de diversos sectores, nos queda un final de año y un 2021de grandes desafíos que debemos afrontar con optimismo y claridad en nuestra apuesta por un buen uso de nuevas tecnologías. Alastria seguirá siendo una palanca y un apoyo robusto para responder a estos desafíos; continuaremos trabajando en los niveles de toma de decisión para promover los espacios propicios para el desarrollo tecnológico, favoreciendo la reflexión jurídica para construir los marcos legales necesarios y dinamizando la generación y el intercambio de conocimiento para fortalecer aún más nuestra comunidad.

Ahora más que nunca, es el momento de seguir sumando esfuerzos para consolidar nuestro papel de promotores de esta tecnología que aporta valor de forma útil y eficaz. Os animo a poner Alastria en vuestra estrategia de realización de proyectos; la asociación es el foro perfecto para escucharos y acompañaros en vuestras ideas e iniciativas; promoviendo así un aprendizaje más ágil que beneficie a todos de forma individual y colectiva. Alastria, gracias a todos los socios, tiene mucho más que aportar a España para salir adelante. Ahora es el momento de colaborar y dar respuesta a los desafíos comunes. Juntos llegaremos más lejos y también más rápido a la meta. ¡Felicidades por este aniversario de todos!, y los que nos quedan por celebrar juntos.

Un abrazo,

María Parga
Presidenta de Alastria

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
X